Cómo eliminar las manchas solares

23 septiembre, 2016

Si te miras al espejo y descubres que te han salido manchas en la cara, manos y/o escote, puede que sean manchas solares.

Con la vuelta a la rutina nos damos cuenta que nuestra piel no tiene el aspecto que deseamos. Al mirarnos al espejo podemos descubrir una piel apagada y con manchas. A algunas personas no les sorprende, ya que todos los años, después del verano, tienen este problema. A otras si que les pilla desprevenidas, ya que no les había pasado antes.

Causas de las manchas solares

La principal causa de las manchas solares, como indica su nombre, es la exposición solar. Nuestra piel genera melanina para protegerse de la radiación del sol y la agresión que representa para nuestra piel. Normalmente la melanina se activa de forma uniforme y nos “regala” un bonito bronceado. A veces, sin embargo se produce una pigmentación desigual o hiperpigmentación.

En otro artículo os hablamos de los tipos de radiación que emite el sol, en concreto la ultravioleta. Por un lado está la radiación UVB, que es la que hace que nos pongamos morenos y nos causa las quemaduras solares. Por otro, la radiación UVA, que es la que penetra más profundamente en la piel y es la responsable de acelerar su envejecimiento y provocar problemas pigmentarios. Una segunda causa de las manchas solares sería pues la edad. Aunque lleves un tiempo usando protección solar cuando vas a la playa o la piscina, tus células han ido sufriendo las radiaciones del sol a lo largo de los años. También hay que recordar que el sol afecta a nuestra piel simplemente cuando vamos por la calle. Y llega un momento en que esta radiación afecta al ADN de algunas células y aparecen las manchas.

Otro factor sería el componente genético, así que si tienes antecedentes familiares puede que tengas una mayor predisposición.

Otro agente que puede afectar a la aparición o el empeoramiento de las manchas solares es la exposición solar cuando se han usado productos cosméticos o fragancias que contienen alcohol

Tampoco podemos olvidar que determinados medicamentos pueden tener como efecto secundario la aparición de manchas en la piel por ser fotosensibles.

Finalmente, los cambios hormonales también pueden generar una superproducción de melanina. Puede ser por la toma de anticonceptivos, embarazo o por otras causas, pero siempre se activan ante la exposición al sol sin protección.

Tipos de manchas

Por un lado tenemos los lentigos solares. Son manchas con un color marrón oscuro, de aspecto plano y normalmente irregular. Están directamente relacionadas con el exceso de exposición solar y el paso del tiempo.

Por otro lado está el melasma. Son manchas marrones, simétricas, irregulares y de color uniforme. Se relacionan principalmente con las hormonas femeninas (embarazo, toma de anticonceptivos, lactancia…). También con la toma de fármacos fotosensibles o el uso de ciertos cosméticos y perfumes.

Tratamiento

En principio dependerá del tipo de mancha y de la antigüedad y profundidad de la mancha solar.

Existen varios productos despigmentantes que nos pueden ayudar en el tratamiento de estas manchas solares. Estos tratamientos deben utilizarse de manera constante para que produzcan un buen resultado. Además es muy importante combinarlos con una buena limpieza e hidratación de la piel. Y, sobre todo, utilizar una crema con factor de protección alto todos los días del año para evitar la reaparición de las manchas solares. Si, ya sea invierno, esté nublado o lloviendo.

También se recomienda hacer peelings para exfoliar poco a poco la piel dañada.

nuxe-antimanchas
even-brighter-eucerin
la-roche-posay-pigmenclar

Prevención

Si es la primera vez que notas una mancha en tu piel no tienes que asustarte ya que no tiene porque ser peligrosa. Las manchas relacionadas con problemas cancerígenos suelen ser más parecidas a lunares, aunque ante cualquier cambio, dolor, picor o sangrado de un lunar o mancha hay que acudir a un dermatólogo. Siempre hay que recordar el ABCD para una detección precoz de un melanoma.

abcde

Y siempre utilizar una protección solar adecuada y de la forma correcta.

Deja un comentario